obras la-curtiembre1Trabajos de respuesta rápida ante dificultades que provocaron las lluvias en calles de la ciudad, caminería rural, bacheo y tratamiento bituminoso así como tareas de Alumbrado Público, son algunas de las gestiones que viene cumpliendo la Dirección de Obras. 

 

 

 

En el área de Vialidad se adoptó como método inicial de trabajo, finalizar varias tareas pendientes de la anterior administración. Es el caso de calles de los barrios Artigas y Santa Elena y Chaplin, donde resta finalizar un par de cuadras con tratamiento bituminoso.
“Hemos incorporado barrios de la ciudad donde hace años no se realizaban trabajos, como el Paysandú Norte donde se están haciendo las calles internas, la zona de Límite Este, Antonio Estefanell, Joaquín Suárez y Purificación donde se realizan trabajos de perfilado con formación y cunetas de tal manera que los vecinos del lugar puedan transitar normalmente”, dijo Marcelo Romero, sub-director de obras a la Secretaría de Comunicación.
Mientras, se desarrolla un plan de bacheo necesario por la situación de un número importante de calles, que las lluvias de los últimos días han dejado en evidencia por la falta de mantenimiento de las mismas.
“Estamos colaborando con el área de servicios participando en tareas como la jornada de limpieza que se realizó en barrio Bajo Curupí, aportando maquinaria y camiones para el retiro de los materiales que se acumularon. Están previstas otras jornadas similares pero debido a las lluvias debieron postergarse. El plan está vigente y se continuará con las etapas previstas”, dijo Romero.

 

obras la-curtiembre2

 

Urgentes acciones municipales

En el barrio El Roble se han vivido momentos críticos provocados por las inclemencias del tiempo. “Las lluvias que han sido intensas en la última semana han evidenciado el mal estado de la vialidad urbana donde se nota la falta de mantenimiento. Han proliferado los pozos, en algunos barrios la gente no puede salir y particularmente en la zona de El Roble, como en otros lugares donde se están cumpliendo trabajos de saneamiento, la situación vivida ha sido muy complicada. Los vecinos se han encontrado con la realidad de no poder salir de sus casas y hasta el hecho que una ambulancia no pudiera ingresar dice a las claras la situación a enfrentar.
En el caso del barrio El Roble, una empresa privada está realizando tareas de saneamiento contratada por OSE. Los trabajos aún no han finalizado por lo que debimos contactarnos con autoridades del organismo para que nos autorizaran a trabajar en el lugar buscando solucionar provisoriamente la viabilidad del tránsito de los vecinos y quienes circulen por la zona. Este trámite hubo que cumplirlo porque está dispuesto que hasta que la obra no está finalizada y OSE la reciba, no podemos hacer ningún trabajo definitivo en cuanto a la reposición de pavimento. Con la urgencia del caso hemos podido brindar auxilio a la policía y a maquinarias que habían quedado varadas en la zanja del saneamiento.
Atendiendo fundamentalmente el planteo lógico de los vecinos a la necesidad de tener por lo menos una vía de acceso y salida, es que les planteamos a OSE y a la empresa constructora la posibilidad de hacer alguna intervención, aunque no estuviera finalizada la obra y así se está haciendo. Hemos dispuesto gran parte de la maquinaria a trabajar en el lugar y esperamos que el tiempo acompañe para cumplir con los vecinos dejando una vía provisoria para transitar. Debemos retirar el barro superficial que se generó, hay que compactar, recargar con tosca en algunos casos y volver a compactar porque la lluvia hizo que bajara el nivel de los terrenos. En estos días buscaremos la forma para que los vecinos del lugar tengan una entrada y salida firme para circular sin mayores inconvenientes”.

 

El compromiso de los trabajadores municipales

“Quiero rescatar y destacar lo que ha sido la labor de los trabajadores municipales que con su compromiso han estado dispuestos a trabajar hasta altas horas de la noche para atender casos de urgencias y hay que decirlo que ha sido una tarea responsable y comprometida por parte de los funcionarios. Más allá que están cumpliendo con su función merece destacarse la disposición a estar en el momento que se les requiere” manifestó el sub-director.
“Estamos trabajando a requerimiento de los vecinos en la zona de La Curtiembre y Casa Molle, donde habían planteado la intervención en Batalla de Las Piedras, Vizconde de Mauá y esas tareas debieron interrumpirse los días de lluvia pero una vez pasadas las precipitaciones hemos vuelto a continuar con los trabajos y esperamos culminar el tratamiento bituminoso primario para que los habitantes de la zona puedan circular.
Asimismo se está procediendo a la instalación del alumbrado público que se había solicitado, considerando la mejora en calidad de vida y mayor seguridad para los vecinos. Estamos realizando también la limpieza de las márgenes del arroyo La Curtiembre que se está haciendo de acuerdo a las condiciones que presentan los terrenos que debido a la lluvia no habilitan el ingreso de maquinaria.
En el barrio Delpero iniciamos trabajos que continuaremos en estos días. Allí hubo obras de saneamiento como en el barrio Gamundi y Solari y en todos los casos, nuestra respuesta, si bien tiene el carácter provisorio, brinda la posibilidad a los vecinos de circular con seguridad en esas zonas”.  

 

Cuadrillas en el Interior

La dirección de Vialidad ha dispuesto cinco cuadrillas para tareas en el interior departamental. Tres de ellas están abocadas a caminería rural: una en el camino de Arbolito a Morató, haciendo tareas de mantenimiento extraordinario donde se hace una recarga de material y compactación, perfilado y limpieza de fajas; otra en el Camino a las Avenidas, en Constancia y otra cuadrilla está en la zona de la ruta 28. Además hay un grupo trabajando en alcantarillado en Camino a San Antonio y en la zona de Cañada del Pueblo.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn